Bienvenido a mi blog

ACIERTAS O FRACASAS. TU ELIGES

Lo puedes leer en  4 minutos 

En una ocasión siendo yo jefe de producto, uno de los vendedores concertó una entrevista con un cliente muy importante que sabíamos que estaba trabajando con la competencia. 

Nos recibió el jefe de compras, al que seguramente según la clasificación de la consultora Nielsen podríamos clasificar como “comprador en piloto automático indiferente”, aquel comprador mostraba poco apego a la marca o al producto con tal de que cumpliera con el mínimo exigido, y no dudaba en cambiar de marca buscando obtener básicamente un mejor precio. 
Una vez nos hubimos presentado, entregando nuestra tarjeta de empresa y haberle hecho una breve exposición de apenas un par de  minutos, antes de seguir y para poder orientar la conversación, le preguntamos que le parecía. No nos había prestado mucha atención pero en ese momento nos miró fijamente, cogió mi tarjeta de empresa y mientras la rompía parsimoniosamente en pequeños trozos dijo:

-     Tengo el problema resuelto y el proveedor adecuado, no tengo tiempo que perder y no creo que puedan aportarme nada.

En ese momento me quedé frío como el hielo, con una expresión de ira en mi semblante, que empeoraba por momentos, mirando fijamente al cliente, que seguramente pensó que iba a agredirle, me levanté, tomé mi cartera de trabajo, saqué un paquete de tarjetas de visita y las fui echando una a una en la mesa, a la vez que le decía:

-         Entiendo su reacción y creo que lo que le hace realmente feliz es romper tarjetas, así pues tómese su tiempo y disfrutemos juntos.

Fue un gran fracaso, en ninguno de los escenarios posibles pude llegar a imaginar aquella reacción. Si, efectivamente, fracasé, en aquella ocasión no conseguí el objetivo.

Todos hemos vivido algún fracaso  al que nos hemos tenido que enfrentar. Cuando sucede, piensas que sucede por alguna razón, que hay algo que lo ha motivado.
Al fracasar crees que no puedes tener éxito, crees que estás predestinado al fracaso, crees que no dispones de los recursos necesarios para tener éxito, llegas a creer que incluso teniéndolos no te van a servir de ayuda. Crees que es más fácil dejar de intentarlo, que no se puede hacer, que es demasiado duro, que no vale la pena el esfuerzo.
Podemos analizar todos estos motivos uno a uno, no importa mucho cuál o cuáles de ellos crees que son los que han motivado tu fracaso. Sea el que sea, tengo que decirte que estás equivocado, totalmente equivocado: Nunca fracasarás mientras sigas intentándolo.

Todos hemos vivido algún acierto al que nos hemos tenido que enfrentar. Cuando sucede, piensas que sucede por alguna razón, que hay algo que lo ha motivado.
Aunque crees que es difícil de acertar, crees que vale la pena el esfuerzo, que vale la pena pagar el precio y lo pagas. No dudas que los recursos de que dispones te puedan ayudar  y te ayudan. Crees que puedes acertar y aciertas, quizás no de inmediato, pero si con el tiempo… no renuncias: Nunca dejas de intentarlo.
Podemos analizar todos estos motivos uno a uno, no importa mucho cuál o cuáles de ellos crees que son los que han motivado tu acierto. Sea el que sea, tengo que decirte que estás en el camino correcto, con toda seguridad acertarás si sigues intentándolo.


¡¡¡ Te toca elegir  !!!

Es tu decisión, tú eliges en que vas a creer. Actuarás según las creencias que hayas elegido. Y vas a obtener el resultado, que será  fracaso o éxito como consecuencia de tu elección. Tienes que elegir, tienes que hacerlo…. todos los  días.

¡¡¡ Elige sabiamente, tú eres el autor de tu futuro !!!


El éxito significa diferentes cosas para diferentes personas. Cada uno de nosotros tenemos diferentes deseos. La clave es determinar cuáles son tus deseos como profesional y hacer de ellos la meta para trazar el camino  y conseguirlos. El éxito es alcanzar dignamente la meta y ver cumplidos tus  deseos.
Tener éxito no significa que tienes que ser el mejor o el más productivo  o conseguir el primer puesto del equipo. El éxito no es eso. El éxito es interno y significa lo que tú quieras que signifique para ti.

Pregunta
¿Que sería necesario para que  te definas a ti mismo como una persona de éxito?

Reflexión
Tu modo de pensar afecta poderosamente tu enfoque en el viaje al éxito
John Maxwell. Escritor y orador

La frase
Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan.
Henry Ford. Ingeniero y empresario norteamericano (Dearbon, Michigan)


Posdata: Con el tiempo aquel cliente y yo acabamos siendo amigos, después de aquella primera reunión continué contactando con él  y visitándole con regularidad, después de casi dos años conseguimos un primer pedido.

Escribe abajo en comentarios que sientes al fracasar y que sientes cuando consigues el éxito.
¡¡ Muchas Gracias !!
                  
"La Mirada Critica" de Benicio Orozco

Si te gustó este post  INSCRIBETE SIN COMPROMISO, teclea tu email arriba a la derecha del título del post, donde dice:

 

INSCRIBETE para recibir las publicaciones.

Sin compromiso. Introduce tu email. Gracias

 




Entradas populares